Deja de Estresarte!

El estrs afecta el manejo de tu diabetes.



Manny Lo admito. Estaba bromeando con el ttulo, casi gritando que no te estresaras. Pero no estaba bromeando al decir que el estrs afecta los niveles de azcar. Los afecta y mucho. As que quisiera compartir algunos consejos sobre cmo manejar el estrs, especialmente en esta poca difcil.

El estrs est en el aire

El estrs se esconde en muchas partes. A veces se manifiesta como resultado de esta poca de dificultades financieras: hay malas noticias a diestra y siniestra, amigos y familiares vctimas de despedidos. Temes que tambin te afecte a t y empiezas a estresarte.

Otras veces, el estrs es la consecuencia de nuestro estilo de vida: tener dos trabajos, mudarse, terminar algo a tiempo para una fecha tope. Todas estas cosas contribuyen a rebosar nuestra vida que ya est casi repleta de responsabilidades, causndonos estrs.

Circunstancias extraordinarias, tales como muerte de un ser querido tambin nos estresan. Cuando mi pap muri en el 2005, yo tard meses en retomar el control de mis niveles de azcar en la sangre. Fue un tiempo difcil y lleno de tristeza que afect inmensamente el manejo de mi diabetes.

Estos son ejemplos de causas de estrs. Poco podemos hacer frente a la mayora de ellos. Pero, ¿cmo podemos controlar el estrs en s mismo? ¿Cmo reaccionar ante estos factores?

¿Cmo manejar las causas del estrs?

  • Prstale menos atencin a las noticias. Podemos especular sobre cmo van a lucir las cosas de aqu a seis meses y puede que no luzcan muy divertidas. Entonces, ¿por qu estresarse ms de lo necesario? Puedes invertir tu tiempo de forma ms productiva que comindote las uas de los nervios ante las noticias sobre la crisis.
  • Escucha ms msica. La contrapartida de seguir menos noticias es oir ms msica. Pon una salsa o un reggaeton que te gusten y sonre. Tambin piensa en ver algo de comedia para reirte un poco ms. La risa es una excelente herramienta en el manejo del estrs.
  • Deja de estresarte sobre las cosas que no puedes cambiar y enfcate en las que puedes influir. Mi pap sola decir, “¿Para qu preocuparse, si uno puede ocuparse?” Palabras sabias de un hombre sabio.
  • Habla con otros. S: habla sobre tus preocupaciones y las cosas que te estresan. Bien sea con amigos o con personas que haz conocido por internet, ayuda mucho sacar las cosas afuera. Cuando uno lee lo que escribio, cuando pensaba que las cosas eran terribles, se da cuenta de que en realidad no son tan malas.
  • Tma las cosas un da a la vez. Si tu vida con diabetes te estresa (valores elevados, potencial de complicaciones, das de enfermedad), recuerda tomarte la diabetes un da a la vez. Puedes aprender una cosa nueva todos los das. Toma lo que aprendiste hoy y empieza a aplicarlo maana. Seguirs mejorando en el manejo de tu diabetes pero nunca ser todo perfecto… no hace falta que lo sea.

Eso es todo por este ao de “Hola Diabetes.” Que el 2009 nos traiga sonrisas a pesar de las dificultades. Podemos lograrlo todos juntos… y sin demasiado estrs.

¡Felices Fiestas para todos y todas!

Denegacin (en ingls)

Los columnistas de dLife's Daily Living no son todos expertos mdicos, pero personas que viven con la diabetes que comparten sus experiencias personales. Sus mtodos de diabetes puede trabajar para ellos, pero todos somos diferentes. Consulte con tu equipo de diabetes para averiguar lo que trabaja para usted.

 

Last Modified Date: November 27, 2012

All content on dLife.com is created and reviewed in compliance with our editorial policy.

Sign up for FREE dLife Newsletters

dLife Membership is FREE! Get exclusive access, free recipes, newsletters, savings, and much more! FPO

Congratulations!
You are subscribed!
Congratulations!
You are subscribed!
Congratulations!
You are subscribed!
64 Views 0 comments
by Nicole Purcell
I want to start by saying that in our twenties, we sometimes do dumb things. I suppose that's true of any age, but our the twenties seem particularly ripe for it. We're sometimes off on our own for the first time, we often feel oddly invincible (even with a serious chronic), we're not all that street wise. We're you know, in our twenties. Sooooo.... Anyway. In my early twenties, I met a dude who was super nice in the endocrinologist's waiting room and we became instant...